Por qué no tengo amigos

Ciertas conductas en nuestra propia actitud no favorecen al desarrollo en nuestras relaciones. Sobretodo si somos algo tímidos, callados o mal hablados. Si somos chistosos y bien sonrientes será más fácil entablar relación (sea del tipo que sea) con el resto de personas. Es una obviedad.

Para encontrarle una solución a la situación de no adaptarse a otras personas. Lo primero que se debe hacer es sincerarse con uno mismo y formularse la pregunta de ¿Por qué no tengo amigos? Posteriormente, hacer una revisión a nuestra conducta y verificar que se ajuste a las normas de convivencia de la sociedad y sobre todo examinarse que tan respetuoso y educados solemos ser ante las demás personas.

Ahora bien, después de obtener el análisis de nuestra personalidad, debemos hacer una evaluación de lo que está mal y lo que está bien; para empezar a trabajar sobre ello, en primer lugar realizar una lista, de las actitudes que se deben controlar o cambiar pero teniendo presente algo muy importante; nunca cambiar la esencia que nos hace ser únicos y con valor.

Para dar un ejemplo claro, un individuo burlista tiene que estar consciente que las demás personas que lo rodean no siempre tienen la autoestima o la paciencia del mismo nivel todo el tiempo. Por lo que deben tener tacto para percibir a quién bromear, o si es el momento adecuado para hacer un mal chiste.

Por otra parte, tenemos los que son extrovertidos, considerando que no todo el tiempo las cosas marcharán bien en su entorno, por lo que deben  tener control sobre su dinamismo como también usar dicha energía para animar a las personas que se encuentren en mal estado. Si aún te cuesta adaptarte a la demás personas; es momento de una autoevaluación.    

Por qué no tengo amigos
5 (100%) 1 vote[s]

Te puede interesar