Poemas náhuatl cortos en español con autor

El Náhuatl es una histórica lengua hablada en México aún por 1,7 millones de personas. Se conoce que existe desde el siglo V, con la llegada de los españoles la lengua indígena se fue debilitando lentamente hasta hablarse sólo en las zonas más rurales. Aún así, son muchos los documentos que nos han quedado registrados sobre ella. Ya sea en códices, cerámicas o monumentos.

Uno de los puntos más fuertes de la lengua Náhuatl es la poesía. Estos poemas eran percebidos como una gran fuente de memoria y conocimiento. Siempre se intentaba traspasar estos maravillosos textos literarios de generación en generación para que no se perdieran. Se dice, que los escritores Náhuatl de poesía se consideraban filósofos y no poetas.

Veamos algunos ejemplos de poemas Náhuatl

Tochihuitzin Coyolchiuhqui

Vivió entre los siglos XV y XVI, fue gobernante de Teotlatzinco. Hijo de Itzcóatl, mexica gobernadora de Tenochtitlán. 

VINIMOS SÓLO A SOÑAR

Así lo dejó dicho Tochihuitzin,

así lo dejó dicho Coyolchiuhqui:

De pronto salimos del sueño,

sólo vinimos a soñar,

no es cierto, no es cierto

que vinimos a vivir sobre la tierra.

Como yerba en primavera

es nuestro ser.

Nuestro corazón hace nacer,

germinan flores de nuestra carne.

Algunas abren sus corolas,

luego se secan.

Así lo dejó dicho Tochihuitzin

Nezahualcóyotl

Vivió entre los años 1400 y 1470. Fue monarca chichimeca de Texcoco. 

A DÓNDE IREMOS

¿A dónde iremos

donde la muerte no exista?

Más, ¿por ésto viviré llorando?

Que tu corazón se enderece:

aquí nadie vivirá para siempre.

Aún los príncipes a morir vinieron,

los bultos funerarios se queman.

Que tu corazón se enderece:

aquí nadie vivirá para siempre.

Mujercita corazón de la casa (autor desconocido)

Cantaré a la pequeña tortolita
cantaré a la mujercita, tierna palomita,
porque apenas nace empieza a alegrar nuestro corazón. Cantaré a la pequeña ajorca
porque en las manos del tiempo
se convertirá en mujer, feminidad en el rostro. Cantaré a mi pequeño collar de piedras preciosas porque mañana o pasado será la anciana,
corazón de la casa, luz, espejo y ejemplo. 

LA CAlDA DE LAS HOJAS  (autor desconocido)

Cada año se caen las hojas
las hojas de los árboles se pulverizan y retornan a las entrañas de la tierra para reverdecer a los árboles. 

El Conejo en la Luna (autor desconocido)

Los pájaros de la noche

se quedaron en su casa;

mucho llovía a la mitad de la noche.

Cuando las nubes negras se fueron,

los pájaros estuvieron revoloteando,

tal vez veían al conejo en la Luna.

Yo pude contemplar

los pájaros de la noche

y también al conejo en la Luna.

Pajarillo Pajarillo (autor desconocido)

¿Por qué cantas?

Yo canto porque estoy alegre,

yo canto porque siempre amanece

y tú, ¿Por qué no cantas?

Pajarillo, ¿Por qué cantas?

Yo canto porque tengo vida,

yo canto porque no estoy herido

y tú, ¿Por qué no cantas?

Pajarillo, ¿Por qué cantas?

Yo canto porque veo cosas hermosas,

yo canto porque hay sol,

y tú, ¿por qué no cantas?

Te puede interesar

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *